La Malasia Profunda

10 de junio de 2016,  dos días después de haber terminado el ultimo examen, sin tiempo para sentir que el primer año de Máster se había terminado preparé mi maleta y el equipo de campo, estaba lista para ir a Kuala Sepatang, donde pasaría los próximos dos meses y donde haría el trabajo de campo para mi proyecto de tesis.

La tesis

La Reserva Forestal de Matang es mi sitio de estudio. Este lugar tiene la particularidad de ser la reserva forestal más grande de manglar en el mundo y que ha sido manejada por más de 100 años para la producción carbón. Kuala Sepatang es un pequeño pueblo en los márgenes de la reserva donde las principales actividades económicas de la población local son la pesca y la producción de carbón. Sin embargo a mayor escala, la reserva se encuentra amenazada por el cambio de uso de suelo. Ya que por un lado los cultivos de palma para la producción de aceite y la acuacultura de camarón parecen ser económicamente atractivos y existe tala ilegal para estos propósitos. Brevemente, el objetivo de mi tesis es obtener datos sociales mediante entrevistas con la gente local para conocer su percepción sobre el mangle y la toma de datos ecológicos mediante la observación de las comunidades de cangrejos, mediciones de la vegetación y parámetros de calidad de suelo en diferentes bosques dentro de la reserva.  Combinando ambos resultados se hará una propuesta para la mejora del manejo forestal actual.

Experiencia en el campo
Me fui con una estudiante de maestría local que se llama Nur Sahira, a quien conocí
el mismo día de la partida y quien me ayudaría a llevar acabo la parte social del proyecto. Ella sería la traductora de mi cuestionario (inglés a malayo) e intermediaria entre los locales. El plan después de terminar los cuestionarios era trabajar juntas en la reserva y cumplir con ambos proyectos de tesis, seríamos compañeras de campo por dos meses.

Después de 8 horas de viaje llegamos a Kuala Sepatang, a casa de una familia local, quien estaba feliz de recibirnos, esta familia esta compuesta por los padres (Machi y Pa Kamal) y dos hijas, Wanie y Aini de 21 y 18 años respectivamente. A pesar de que yo no hablara malayo, 6 meses en Malasia hacen que un poco de malayo básico me fluya, entonces eso rompió el hielo, les emocionó el hecho de que supiera unas cuantas palabras y ellos hacían su mejor esfuerzo para hablar inglés así que la comunicación no fue para nada un problema y mi vocabulario en malayo cada vez era mejor.

Era el mes de Ramadán, que para los musulmanes eso significa un mes de ayuno durante las horas de luz. Al estar viviendo con la familia y como dice el dicho “a donde fueres has lo que vieres”, me adapté a su ayuno de manera parcial. No logré nunca dejar de tomar agua pero me levantaba a las 5 de la mañana a comer y después cenábamos todos juntos a las 7:30 de la noche. Fue un mes de cenas deliciosas, con mucha variedad de peces, mariscos, de comida casera que para mi fue un gran alivio, ya que llevaba seis meses sin poder cocinar y la verdad extrañaba la delicia de comida hecha en casa.

A la mitad del mes, cuando se enteraron que yo estudiaría cangrejos, se emocionaron y todos los días había en la cena cangrejos porque asumieron que me gustaban en todas las presentaciones. Yo la verdad no es que sea una experta en mariscos y el comer cangrejos al principio fue complicado, no le agarraba el gusto pero después ya era una experta sacándole toda la carne.
Contexto social

Kuala Sepatang esta dividida por la dos etnias, la etnia malaya- musulmana y la etnia
china-taoista. Que no se mezclan para casi nada. El primer mes era completar la parte social, asi que conocí a todo el pueblo. Empecé las entrevistas en las fabricas de carbón durante el día y por las noches íbamos con los vecinos cubriendo de 15 a 30 entrevistas diarias, estaba cansado por el asunto ayuno y calor pero a la vez era divertido. Así fue como poco a poco la gente me fue reconociendo, me sonreían y no me veían como extraña y decidieron llamarme Paloma en lugar de Columba, por la dificultad de mi nombre.

El idioma malayo tampoco es de pleno dominio para la comunidad china, ellos hablan mandarín y un dialecto derivado del chino, entonces para completar las entrevistas en chino, por consejo de otra estudiante  en Bruselas, quien había estado ahí previamente contacte a Ling Chua, quien es la representante política del pueblo. Me presenté, la entrevisté, le gustó mi proyecto y me presentó a un chico que estaba haciendo una pasantía con ella; él me ayudó a traducir el cuestionario y a aplicarlo a la comunidad china. Así fue como en un mes, logré completar todas las entrevistas y tener una muestra representativa de todos los sectores socio-económicos.

En el Manglar

Fase de paneación

Era hora de entrar al manglar, yo ya había estudiado los cangrejos, y todo el protocolo había sido revisado y modificado bajo la supervisión de expertos en cangrejos. Sabía que estaría pesado pero estaba contenta de finalmente entrar a la reserva. Todo iba muy bien, Satyam (mi co-asesor) había llegado con Ruben y Richard dos investigadores que están haciendo un proyecto de Recepción Remota de la reserva y la identificación de especies a través de un dron e imágenes satelitales de alta resolución. Ellos tenían que probar el dron y conocer las diferentes edades del manglar así que acoplamos los muestreos. Colocamos cinco plots en diez edades del bosque distintas para posteriormente hacer la observación de cangrejos cuando fuera marea lunar alta.

Ellos no son biólogos y era su primera vez en manglar por lo que el manglar cobró su cuota de novatos, las espinillas de todos se llenaron de moretones, los mosquitos se alimentaron de carne fresca a pesar de las capas de repelente que usábamos en todo momento. Las ramas también rasgaban los brazos de aquellos valientes que seguían usando manga corta adentro del bosque. La primera vez que me quedé atorada en el fango fue un poco estresante, sentía que de verdad no había forma de salir y que cada vez me hundía más, pero superada esa experiencia entendí como salir del atasco del fango si entrar en estrés, de todas formas sirvió como llamada de atención de no perder la conciencia que el manglar es peligroso y que hay que siempre estar
acompañado.

Fase de observacion y toma de datos

Cuando era el tiempo de marea alta lunar Satyam, Richard y Ruben se tenían que ir. Por azares de la vida, Yannick, un amigo también Tropimundo estaba libre y vino a ayudarme. Con el hice la observación de cangrejos, teníamos 10 sitios por cubrir y 4 días de marea alta lunar. Lo que obviamente era imposible cubrir. Ya que la marea baja diurna solo nos permitió hacer dos sitios por día. El trabajo fue súper intenso y yo sentía el estrés de terminar. Pero viendo realistamente la situación era imposible si lo queríamos hacer de manera correcta. Entonces hice cuentas y la siguiente marea lunar alta todavía estaría en Kuala Sepatang y podría completar la misión y después de los cuatro días de trabajo quedaron 3 de 10 sitios pendientes.

Datos curiosos

El protocolo que teníamos que era necesario esperar inmóvil quince minutos antes de comenzar el conteo. Esto con el propósito de que las especies tímidas salieran y las pudiéramos contar y disminuir la subestimación en los datos. Esa espera era la más difícil de todo el protocolo. Porque teníamos que no movernos en medio de una nube de moscos, estar atentos de las hormigas y aguantar la humedad del bosque. En algunos casos pasaban los quince minutos y la actividad era muy poca, apenas y lográbamos ver uno o dos cangrejos.
Durante estos periodos de observación nos topamos con dos serpientes una de las cuales es venenosa y muy peligrosa, lo que nos hizo andar con mayor cautela y revisar a cada rato nuestro entorno. Todavía no puedo hablar de los resultados con certeza, pero con lo que recuerdo del campo, la comunidad de cangrejos sí varía entre sitios, lo que se relaciona con las diferentes edades de vegetación y a su vez con el manejo forestal, lo cual es algo positivo de todo el esfuerzo.

El ultimo día antes de que me fuera a Nepal (siguente post), era el fin de Ramadán y con navidad para los musulmanes y se hizo una gran fiesta en el pueblo. Comimos desde medio día hasta la noche, en diferentes casas. Después del intenso trabajo de campo por más que comiéramos todos los días ese día recuperamos toda la energía perdida. No se cómo, pero no dejamos de probar cada que nos ofrecían comida. Al otro día claramente nuestro cuerpo nos lo reclamó y no teníamos nada de hambre.

Segunda parte

Después de Nepal, regresé a Matang, ya sintiéndome como si regresara a casa. Conocí a Viviana quien es estudiante de doctorado y es parte del proyecto de Ruben y Richard, al ser colombiana hubo un entendimiento implícito y como si nos conociéramos desde una vida. Hicimos el plan de trabajo para esta nueva etapa y nos volvimos unas maquinas de inventario vegetal. Nuestro desayuno de pan de caja con kaya (mermelada de coco con huevo) nos daba energía para trabajar de 8 a 2 de la tarde, si no llovía regresábamos después de un buen nasi goreg ayam (arroz frito con pollo) al manglar para seguir con la misión. Así fue como en dos semanas terminamos el trabajo de campo pendiente. Sorprendentemente mi trabajo de campo se cumplió en tiempo planeado. La despedida fue muy abrupta un dia antes de irme todavía estábamos en el manglar tomando muestras y no dio tiempo de despedirme de todos aquellos que hicieron de mi estancia de dos meses en Kuala Sepatang tan placentera.

Pero aprovecho este post para agradecerles y para que ustedes sepan que aunque estaba sola, siempre había gente al pendiente, que si estaba caminando me daban aventón en su moto, que se acercaban a ver que hacía en mi computadora, que me sonreían y me gritaban “Paloma” a lo lejos. Fue muy linda experiencia, tanto el manglar como el vivir en un pueblo y conocer con más profundidad Malasia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s